Producto sustitutivo

De Descuadrando

Contenido

Definición.

Un producto sustitutivo es aquel que satisface las mismas necesidades de los clientes que el producto que ofrece el sector o la industria. En una primera aproximación, estos productos procederían de la variedad existente en la propia industria. Sin embargo, una aproximación más completa debe contemplar como productos sustitutivos todos aquellos que desempeñen las mimas funciones desde el punto de vista de los clientes, independientemente de la industria de la que provengan. A medida que en una industria aparezcan nuevos productos sustitutivos, su grado de atractivo tenderá a decrecer y, por tanto, sus expectativas de rentas superiores. La existencia de sustitutivos, obliga a las empresas establecidas a convencer a sus clientes de las ventajas que tiene consumir sus productos en cuanto a calidad, precio, características, satisfacción de necesidades, facilidad de uso, etc., frente a los proveedores de otras industrias. La importancia de la amenaza de los productos sustitutivos depende de los siguientes factores.


Factores que determinan la amenaza de productos sustitutivos en un sector.

  • El grado en el que los productos sustitutivos satisfacen las necesidades de los consumidores mejor que los de la industria.
  • Los precios de los productos sustitutivos en relación con los de la industria.
  • La obsolescencia que los productos sustitutivos incorporan en los productos de la industria.
  • Los costes de cambio a los productos alternativos.

En determinadas ocasiones, el nivel de precios propio de la industria marca el umbral a partir del cual se pueden hacer económicamente rentables productos alternativos como ocurre, por ejemplo,con el petróleo como fuente de energía frente a otras energías alternativas como la solar o la eólica. Por el contrario, cuando los productos sustitutivos se ofrecen a precios más bajos, las empresas de la industria se ven obligadas a reducir los suyos, disminuyendo sus márgenes de rentabilidad, salvo que encuentren formas nuevas de reducir sus costes. Esta situación se observa con frecuencia en la competencia entre el transporte aéreo y el ferroviario. Por otro lado, los bienes sustitutivos se pueden encontrar cuando la elasticidad precio demanda cruzada entre bienes es positiva. Es decir, si aumenta el precio de un bien y debido a ese cambio la demanda por otro bien aumenta, se dice que el primero es sustituto del otro.


Producto sustitutivo perfecto.

Es importante subrayar que cuando se habla de bienes sustitutivos se hace de dos tipos diferentes de bienes, así la sustituibilidad de uno de los bienes por otro siempre es una cuestión de grado. Un bien es un sustituto perfecto de otro, solamente si puede ser usado exactamente de la misma forma y con el mismo resultado y entonces es cuando un consumidor no tiene ningún incentivo para preferir un bien sobre el otro. El hecho resultante es que hay pocos bienes sustitutivos perfectos excepto entre dos bienes de la misma clase. No importa la proporción relativa en que se consumen los bienes, solo la cantidad absoluta.


Producto sustitutivo imperfecto.

Más común es la existencia de bienes sustitutivos imperfectos de otros. Un bien sustituto imperfecto es aquel que no pueden ser usado exactamente de la misma forma que otro, sino similar, o para el mismo resultad, sino semejante. Los televisores de tubo y los de pantalla plana por ejemplo pueden ser usados ambos para el mismo propósito, pero hay diferencias bastante significativas entre los dos, en términos de calidad de imagen, sonido, precio y espacio que ocupan. Como resultado ambos pueden sustituirse, pero hay consecuencias en la elección entre uno y otro: si compras un televisor de tubo en lugar de una pantalla de plasma, pagas menos, pero tendrás un producto de menos cualidades; si compras la pantalla de plasma, tendrás mejor calidad de imagen y sonido pero pagarás más. Sin embargo los dos tipos de televisores son bienes sustitutivos (aunque solo imperfectos): y así los cambios en el mercado que provocan un caída del precio de los televisores de plasma va a significar para los televisores de tubo casi la desaparición.


Producto complementario.

Lo contrario de un bien sustitutivo es un bien complementario. Dos o mas bienes son complementarios, si el uso de ellos debe hacerse simultáneamente. Esta relación determina que al aumentar el precio de uno de ellos disminuye la cantidad demandada no sólo de ese mismo sino también del complementario o que el incremento en la demanda de uno induce un aumento en la demanda del otro. La complementariedad surge de los gustos del consumidor o de razones tecnológicas. La relación entre los bienes se mide a través del coeficiente de elasticidad cruzada de la demanda. Si el coeficiente es negativo los bienes son complementarios.


Bibliografía.

KOTLER,P & ARMSTRONG,G (2003)Fundamentos de Marketing ed Pearson education.

GUERRAS Y NAVAS,(2007)La dirección estratégica de la empresa ed Thomson.

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones