EL ÍNDICE DE TRANSPARENCIA DE LOS AYUNTAMIENTOS Y EL COSTE EFECTIVO DE LOS SERVICIOS LOCALES

16 feb

Es algo indudable que la publicación del Índice de Transparencia de los Ayuntamiento (ITA) por parte de Transparencia Internacional España (TIE) ha contribuido, junto a otras circunstancias, a que los ayuntamientos potencien la publicación en su web de, al menos, la información necesaria para tratar de dar cumplimiento a los 80 indicadores que componen dicho ITA (incluso en muchos de ellos se ha creado un portal de transparencia). Esto creo que es algo positivo para la ciudadanía (y para los investigadores) pues se tiene acceso a una información que antes era difícil de obtener. No obstante, el ITA solo hace referencia a si la información está disponible o no, no entrando (y es comprensible) en su calidad, por lo que a la hora de interpretar dicha información hay que ser cuanto menos prudente (es alguno de los problemas que tienen los rankings, que se comparan cosas que, a veces, no son comparables).

Con relación a lo anterior, voy a referirme a la información que presentan los ayuntamientos que han aportado información sobre el nuevo indicador 49, que ve si se publica (1) o no (0) información sobre el Coste efectivo de los servicios financiados con tasas o precios públicos.

Tomando como excusa lo anterior, creo que en primer lugar convendría aclarar elconcepto de coste de los servicios en la administración local. Para ello, analizando la normativa en vigor, se pueden diferenciar dos conceptos: coste de prestación y coste efectivo.

Coste de prestación de los servicios públicos locales

El Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales señala que la para la fijación de una tasa (art. 24.2) o de un precio público (art. 44) se tendrá que tomar como referencia el coste de la prestación del servicio. Para la determinación de dicho coste se tomarán en consideración los costes directos e indirectos, inclusive los de carácter financiero, amortización del inmovilizado y, en su caso, los necesarios para garantizar el mantenimiento y un desarrollo razonable del servicio o actividad por cuya prestación o realización se exige la tasa, todo ello con independencia del presupuesto u organismo que lo satisfaga.

Por otra parte, la Orden HAP/1781/2013, de 20 de septiembre, por la que se aprueba la Instrucción del modelo normal de contabilidad local introduce una gran novedad con relación al coste de los servicios públicos locales. Concretamente, para los municipios de más 50.000 habitantes y las entidades locales de ámbito superior será obligatorio incluir en el punto 26 de la memoria información sobre el coste de las actividades y, en su punto 27, sobre indicadores de gestión de, al menos, de los servicios que se financien con tasas y precios públicos. A este respecto señala que, para la confección de la información a que se refieren las citadas notas se tendrán en cuenta los criterios establecidos en los documentos «Principios generales sobre Contabilidad Analítica de las Administraciones Públicas» (IGAE 2004) y «Los Indicadores de Gestión en el ámbito del Sector Público» (IGAE 2007), así como en la Resolución de 28 de julio de 2011, de la Intervención General de la Administración del Estado, por la que se regulan los criterios para la elaboración de la información sobre los costes de actividades e indicadores de gestión a incluir en la memoria de las cuentas anuales del Plan General de Contabilidad Pública. Sin embargo, la disposición transitoria tercera excepciona la obligación de incluir en las cuentas anuales de los ejercicios 2015 y 2016 la información sobre el coste de las actividades y los indicadores de gestión, a efectos de facilitar un período de tiempo razonable que permita la implantación de una adecuada contabilidad de costes por parte de las entidades que han de aplicar la nueva Instrucción de Contabilidad. Con relación a este concepto de coste quisiera resaltar las siguientes cuestiones:

  1. En mi opinión, este concepto de coste de las actividades es el que habría que tomar como referencia para la correcta determinación de la correspondiente tasa o precio público, pues incluye todos los conceptos de coste a que hace referencia el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. Además, incluye un estado que relaciona costes de los servicios con sus correspondientes ingresos al objeto de determinar el correspondiente margen de cobertura del servicio.
  2. Existe una normalización, es decir, un conjunto de normas que nos van a indicar el camino a seguir para la determinación del coste del correspondiente servicio público local. Básicamente dicha normalización se encuentra contenida en la Resolución de 28 de julio de 2011, de la Intervención General de la Administración del Estado, por la que se regulan los criterios para la elaboración de la información sobre los costes de actividades e indicadores de gestión a incluir en la memoria de las cuentas anuales del Plan General de Contabilidad Pública. Esta normalización hará, con las debidas precauciones, hacer más comparable la información resultante.
  3. Para generar esta información, se habrá de implantar en la correspondiente entidad local una adecuada contabilidad de costes, cuestión que no es cosa de un día. De hecho, el que se dilate la presentación de esta información hasta las cuentas anuales de 2017 es para que el ente en cuestión tenga tiempo suficiente para la implantación de dicha contabilidad de costes.

Coste efectivo de los servicios locales

El concepto de coste efectivo de los servicios locales es el concepto de coste de los servicios de aparición más reciente. Dicho concepto surge al añadir la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local el artículo 116. ter dentro de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local. Dicho artículo establece que:

  1. Todas las Entidades Locales calcularán antes del día 1 de noviembre de cada año el coste efectivo de los servicios que prestan, partiendo de los datos contenidos en la liquidación del presupuesto general y, en su caso, de las cuentas anuales aprobadas de las entidades vinculadas o dependientes, correspondiente al ejercicio inmediato anterior.
  2. El cálculo del coste efectivo de los servicios tendrá en cuenta los costes reales directos e indirectos de los servicios conforme a los datos de ejecución de gastos mencionados en el apartado anterior: Por Orden del Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas se desarrollarán estos criterios de cálculo.
  3. Todas las Entidades Locales comunicarán los costes efectivos de cada uno de los servicios al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para su publicación.

El coste efectivo, según la propia Ley 27/2013, surge como medida de transparencia, considerándose un paso fundamental en la mejora de la información disponible, eliminando asimetrías, para la toma de decisiones de los ciudadanos y de la Administración, y contribuyendo de forma permanente al aumento de la eficiencia. En este sentido, con la publicación agregada de la información de todos los costes efectivos de los servicios prestados por todas las Entidades Locales el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas contribuye a garantizar el cumplimiento del principio de eficiencia de conformidad con el artículo 7 de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

El proceso de cálculo (normalización) al que se refiere el apartado 2 anterior, ha sido desarrollado por la Orden HAP/2075/2014, de 6 de noviembre, por la que se establecen los criterios de cálculo del coste efectivo de los servicios prestados por las entidades locales. A este respecto, se señala que no es finalidad de dicha Orden determinar ni fundamentar:

  1. Una memoria justificativa del coste y rendimiento de los servicios públicos.
  2. Una memoria demostrativa del grado en que se hayan cumplido los objetivos programados con indicación de los previstos y alcanzados, con su coste).

Con relación a este concepto de coste quisiera resaltar las siguientes cuestiones:

  1. Parecer ser que todo lo relacionado con la fijación o modificación de un tasa o precio público, este concepto de coste efectivo no es aplicable. Además el grado de agregación exigible para la determinación de este coste efectivo es grande.
  2. Para nada se habla de la necesidad de una contabilidad de costes, pues su determinación se hará, fundamentalmente y con los debidos matices (ejemplo de amortizaciones), en términos presupuestarios.
  3. El reparto que se hará de los costes indirectos será un reparto simple pero quizás poco realista, pues se parte de la hipótesis que todo coste indirecto es proporcional al coste directo.

Consecuentemente podemos sacar como conclusión que, con relación al coste de los servicios locales, se manejan dos conceptos:

  • Coste de prestación del servicio.
  • Coste efectivo del servicio.

Pero no olvidemos que el propósito de este texto era realizar un pequeño análisis (siempre con ánimo constructivo) del nuevo indicador 49 incluido en el ITA-2014  y que hace referencia a si se publica información sobre el Coste efectivo de los servicios financiados con tasas o precios públicos.

En primer lugar, comentar que quizás la denominación no sea la más adecuada pues al hacer referencia a los servicios financiados con tasas y precios públicos, se da a entender que el coste efectivo es la magnitud adecuada para determinar, en su caso, la parte que el servicio se autofinancia con sus propios ingresos. En mi opinión, tomando como base lo comentado en párrafos anteriores la magnitud correcta para esta finalidad deberá ser el coste de prestación del servicio cuya metodología de cálculo viene recogida en la Resolución de 28 de julio de 2011, de la Intervención General de la Administración del Estado, por la que se regulan los criterios para la elaboración de la información sobre los costes de actividades e indicadores de gestión a incluir en la memoria de las cuentas anuales del Plan General de Contabilidad Pública.

En segundo lugar, se me ha ocurrido consultar que es lo que los ayuntamientos presentan en su web para este indicador. A este respecto solo he consultado, como muestra, los ayuntamientos más transparentes, es decir, lo que en el ITA-2014tienen una puntuación de 100 y que son los siguientes 19 (están vinculados a la información que hace referencia al indicador 49):

Los resultados han sido los siguientes:

  • Se publica la memoria justificativa del coste y rendimiento de los servicios públicos (Alcalá de Henares, Barcelona, Móstoles, Oviedo, Palma de Mallorca, Sabadell, San Cugat del Vallés, Torrent –la disponible es de 2012-).
  • Se cuantifica el coste de los servicios por los que se cobra una tasa o un precio público (o solo de algunos servicios), estableciendo la metodología seguida que no se corresponde con la del coste efectivo, sino que se asemeja más a la que hemos denominado coste de prestación del servicio (Alcobendas, Bilbao, Torrejón de Ardoz –establece que como lo ha hecho es como se hace habitualmente en las corporaciones locales-, Vitoria).
  • Se habla, dependiendo del servicio, de coste efectivo o de coste de prestación del servicio (Alcorcón).
  • Se reconoce que no está disponible la información (Badalona, Soria).
  • Se dice específicamente que se ha calculado el coste efectivo, calculándose incluso el grado de cobertura del servicio (Getxo).
  • Se identifica con la liquidación del presupuesto de gastos por programas –realmente es como se ha calculado el coste efectivo para el ejercicio 2013 por parte del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas– (Guadalajara, Lérida, San Cugat del Vallés).
  • Publica directamente el importe de las tasas y de los precios públicos (Zaragoza).

Como puede verse la heterogeneidad de la información presentada es grande, no sólo por lo que entienden los ayuntamientos que deben presentar dentro de este indicador de coste efectivo (da la sensación que se publica todo lo que suena a coste o incluya dicho término en el título) sino también por el grado de desarrollo con el que se publica la información.

Nota: Publicado previamente en:  http://dionisiobuendia.com/2015/02/01/el-indice-de-transparencia-de-los-ayuntamientos-y-el-coste-efectivo-de-los-servicios-locales/

Reflexiones sobre el coste efectivo

16 may

El pasado 6 de mayo se publicó en la web del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, dentro del apartado de proyectos de normas complementarias (en trámite de información pública hasta el 23 de mayo de 2014) el tan esperado Proyecto de Orden por la que se establecen los criterios de cálculo del coste efectivo de los servicios prestado por las Entidades Locales, al que se acompaña la preceptiva memoria de análisis de impacto normativo. Con relación a dicha Orden, los profesores Daniel Carrasco DíazDaniel Sánchez Toledano Dionsio Buendía Carrillo, han  redactado, a título meramente divulgativo, un pequeño documento al que hemos denominado “REFLEXIONES PRELIMINARES SOBRE EL PROYECTO DE ORDEN POR LA QUE SE ESTABLECEN LOS CRITERIOS DE CÁLCULO DEL COSTE EFECTIVO DE LOS SERVICIOS PRESTADOS POR LAS ENTIDADES LOCALES“ y que recoge un primer análisis reflexivo sobre lo que supone esta magnitud.

Un apunte sobre el Índice de Transparencia de Diputaciones 2013 (INDIP 2013)

21 nov

Recientemente se ha publicado, por parte de Transparency International España, el INDIP 2013 que persigue un doble objetivo: Por una parte, realizar una evaluación del nivel de transparencia de las Diputaciones Provinciales (incluidas las Diputaciones Forales, Cabildos insulares y Consells baleares), y por otra, impulsar y propiciar el aumento de la información que estas instituciones ofrecen a los ciudadanos y la sociedad en su conjunto. Dicha evaluación se lleva a cabo mediante un conjunto integrado de ochenta indicadores, pertenecientes a seis áreas de transparencia, a saber:

  1. Información sobre la Diputación Provincial.
  2. Relaciones con los ciudadanos y la sociedad.
  3. Transparencia económico-financiera.
  4.  Transparencia en las Contrataciones de servicios
  5. Transparencia en materias de Servicios y Apoyo a Municipios.
  6. Indicadores de la nueva Ley de Transparencia (si bien actualmente se encuentra en tramitación en el Senado).

La información recogida en el  INDIP 2013 es una información muy “golosa” desde un punto de vista político y científico. Sin embargo, si no se maneja con cuidado puede resultar “indigesta” cuando lo que se toma directamente es el dato final sin entrar en otras consideraciones. En este sentido, cómo se destaca en el propio INDIP 2013, es importante recordar que en este Índice, lo mismo que ocurre en otros Índices de Transparencia que elabora TI-España, sólo se valora si la información requerida está o no públicamente disponible, pero no se evalúa la CALIDAD DE LA INFORMACIÓN PUBLICADA, ni tampoco la calidad de la gestión de los gobiernos provinciales.

El cálculo del coste en los entes locales (coste de prestación y coste efectivo)

10 oct

En sintonía con el Plan General de Contabilidad Pública de 2010, la reciente publicación de la Orden HAP/1781/2013, de 20 de septiembre, por la que se aprueba la Instrucción del modelo normal de contabilidad local, vuelve a incidir en la importancia que tiene, en el proceso de gestión,  el contar con un sistema de cálculo de costes e indicadores de gestión. Efectivamente, la Orden HAP/1781/2013 incluye como parte de la Memoria los puntos 26 y 27 que hacen referencia a “Información sobre el coste de las actividades” e “Indicadores de gestión”, respectivamente. Dichos apartados se elaborarán, al menos, para los servicios y actividades que se financien con tasas o precios públicos y, únicamente, estarán obligados a cumplimentarla los municipios de más de 50.000 habitantes y las demás entidades locales de ámbito superior.

No obstante, si bien la nueva Instrucción será de aplicación a partir de 1 de enero de 2015, la disposición transitoria tercera excepciona la obligación de incluir en las cuentas anuales de los ejercicios 2015 y 2016 la información sobre el coste de las actividades y los indicadores de gestión, a efectos de facilitar un período de tiempo razonable que permita la implantación de una adecuada contabilidad de costes[1] por parte de las entidades que han de aplicar la nueva Instrucción de Contabilidad. Consecuentemente, dichos puntos debieran aparecer ya en las cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2017.

Además, el proceso de cálculo de costes e indicadores está perfectamente normalizado pues se nos remite a los criterios establecidos en los documentos «Principios generales sobre Contabilidad Analítica de las Administraciones Públicas» (IGAE 2004) y «Los Indicadores de Gestión en el ámbito del Sector Público» (IGAE 2007), así como en la Resolución de 28 de julio de 2011, de la Intervención General de la Administración del Estado, por la que se regulan los criterios para la elaboración de la información sobre los costes de actividades e indicadores de gestión a incluir en la memoria de las cuentas anuales del Plan General de Contabilidad Pública.

De igual modo, en fechas relativamente recientes se ha iniciado la tramitación en el Congreso de los Diputados del Proyecto de Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local (PLRSAL) en el cual, entre otras novedades, establece la obligación de determinar el coste efectivo de los servicios que prestan las entidades locales, de acuerdo con criterios comunes, y se dispone su remisión al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para su publicación. Esta medida se considera un paso fundamental en la mejora de la información disponible, eliminando asimetrías, para la toma de decisiones de los ciudadanos y de la Administración, y contribuirá de forma permanente al aumento de la eficiencia. En este sentido, con la publicación agregada de la información de todos los costes efectivos de los servicios prestados por todas las Entidades Locales el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas contribuye a garantizar el cumplimiento del principio de eficiencia de conformidad con el artículo 7 de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Para ello, en su artículo primero de modificación de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases del Régimen Local le añade a ésta un nuevo artículo (116 ter) sobre el coste efectivo de los servicios que reproduzco a continuación para hacer una serie de comentarios que considero interesantes con relación al texto comentado de la nueva Instrucción de Contabilidad .

«Artículo 116 ter. Coste efectivo de los servicios.

1. Todas las entidades locales calcularán antes del día 1 de noviembre de cada año el coste efectivo de los servicios que prestan, partiendo de los datos contenidos en la liquidación del presupuesto general y, en su caso, de las cuentas anuales aprobadas de las entidades vinculadas o dependientes, correspondiente al ejercicio inmediato anterior.

2. El cálculo del coste efectivo de los servicios tendrá en cuenta los costes reales directos e indirectos de los servicios conforme a los datos de ejecución de gastos mencionados en el apartado anterior: Por Orden del Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas se desarrollarán estos criterios de cálculo.

3. Todas las entidades locales comunicarán los costes efectivos de cada uno de los servicios al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para su publicación.»

En este sentido, las referencias que se tienen con relación al coste efectivo en las administraciones públicas son las que aparecen en la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) en el que se establece que estará formado por los costes directos, costes indirectos y gastos de inversión.  La metodología de cálculo aparece más desarrollada en el Informe de la Comisión de Expertos sobre Financiación de las Comunidades Autónomas, en el que ya se ponía de manifiesto que “al carecer de una información analítica y territorializada de los costes de prestación de los servicios públicos, se hace necesario aproximarnos a los mismos con una metodología «ad hoc» que, partiendo de la actual estructura presupuestaria, permita determinar el coste efectivo de los mismos”.

Comentarios de interés:

El coste efectivo al que se refiere el PLRSAL será de carácter obligatorio para todos los entes locales con independencia de su tamaño. Por su parte, la nueva instrucción, en lo que se refiere al cálculo de costes, sólo es obligatoria para los municipios con una población superior a 50.000 habitantes.

Para aquellos municipios con una población superior a 50.000 habitantes y que, por tanto, tendrán que determinar tanto el coste efectivo de prestación de servicios según el PLRSAL como el coste de prestación de servicios según la nueva instrucción, tendrán un trabajo doble, pues su metodología de cálculo será, por lo que se deduce, diferente, lo cual, cuánto menos, resulta chocante pues ambas normas emanan de un mismo Ministerio: el de Hacienda y Administraciones Públicas.

Así, la metodología de cálculo del coste efectivo, si bien se publicará en una Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, parece ser que tomará como referencia la información contenida en la liquidación del presupuesto de gastos, con lo que se prescinde de un componente de coste presente en la prestación de gran parte de los servicios municipales y que no tiene su origen en dicha liquidación: nos referimos al coste de amortización por el uso de los activos en la prestación del correspondiente servicio municipal[2]. Con lo cual estaríamos determinando un sucedáneo de coste, que incorporaría, en el mejor de los casos, los gastos liquidados que, de una forma más o menos directa, su puedan afectar a los diferentes servicios (en este caso con un excesivo grado de agregación, pues estarían, de acuerdo con la estructura presupuestaria actual, a nivel de grupo de programa). Con relación a los costes indirectos, tenemos dudas acerca de la causalidad con la que se imputen a los distintos servicios, corriendo el riesgo de que dicha imputación se convierta en una asignación arbitraria.

Por su parte, la nueva Instrucción de Contabilidad sigue una metodología clara, desarrollada fundamentalmente en la Resolución de 28 de julio de 2011 que prevalece sobre los documentos «Principios generales sobre Contabilidad Analítica de las Administraciones Públicas» (IGAE 2004) y «Los Indicadores de Gestión en el ámbito del Sector Público» (IGAE 2007) al establecer que será de aplicación la metodología expuesta en estos documentos siempre y cuando no se oponga a las normas desarrolladas en la Resolución. En este sentido, comentar, en contraposición al coste efectivo, que la fuente de información origen no necesariamente se limita a la liquidación presupuestaria pues, como señala en su regla undécima “las fuentes de información de las que procederán los datos deberán ser aquéllas que permitan obtener una información más veraz de acuerdo con las necesidades del sistema de contabilidad analítica”. Además, como no podía ser de otra manera, indica en su regla decimotercera que  “se incorporarán aquellos costes que se deriven del consumo del activo fijo y de la previsión social de funcionarios mediante los cálculos adicionales necesarios independientemente de la ejecución de su presupuesto de gastos. La incorporación de los costes de amortización se producirá a través de la fuente de información que en cada caso se determine, y siempre de acuerdo con los criterios técnicos que determinen la efectiva incorporación del activo fijo al proceso productivo”.

Por tanto, y como conclusión, observamos que cada vez se hace más patente la necesidad de generar información sobre el coste de prestación de los servicios que desarrollan las administraciones públicas en general y las locales en particular, y que sirva de soporte a la toma de decisiones . Esta información que no se pude obtener si el ente en cuestión no tiene implantado un sistema de contabilidad analítica[3], sistema que implica un profundo conocimiento del proceso productivo de prestación de tales servicios. Sin embargo, los caminos para implantar dicho sistema de contabilidad analítica, parecen divergir (al menos de forma de aparente) pues, dependiendo de la norma consultada, la metodología de cálculo es diferente y, consecuentemente, el importe del coste será distinto.


[1] En cierta manera, se está reconociendo la práctica inexistencia de una contabilidad de costes en el ámbito local, imprescindible, por otra parte, si se quiere cumplir con el principio legal de calcular correctamente el coste de los servicios para tomarlo como referencia a la hora de fijar o modificar una tasa o un precio público (Ley 8/1989, de 13 de abril, de Tasas y Precios Públicos).

[2] No aparecen, como ocurría en la LOFCA, los gastos de inversión que, en cierta manera, los asimilaba a la amortización.

[3] Carles Ramió en su reciente trabajo “Balance del impacto de las crisis económica, administraciones públicas en España 2011 2013: Diagnóstico y propuestas” recoge las propuestas realizadas por un comité de expertos para la reforma de la administración y del sector público en la que destaca como medida 25 la implantación en el conjunto de la Administración de la contabilidad analítica.

Un nuevo proyecto Gamificar Descuadrando

16 abr

Gamificar Descuadrando es el nuevo reto en el que nos hemos embarcado. Descuadrando.com es una enciclopedia abierta que funciona con MediaWiki, el mismo software que da soporte a Wikipedia. Nuestro reto es técnicamente muy similar al de gamificar Wikipedia, salvando las incuestionables diferencia de volumen y comunidad de usuarios y prácticas con los que esta cuenta. Para facilitar el modo en que pensamos en el problema e incentivar que mayor número de personal se una al proyecto, la pregunta que nos haremos será “¿Cómo gamificar Wikipedia?“. Los prototipos de soluciones se implementarán en Descuadrando, evaluando su eficacia, de modo que sobre ellas podamos formular una propuesta más global a Wikipedia.

Para ello en lo que se está trabajando es en la investigación y búsqueda de las alternativas que MediaWiki y todos aquellos que trabajan construyendo extensiones nos puedan ofrecer.

Dicha búsqueda e información se va a centrar en 3 aspectos fundamentales:

  • Feedback. Para generar artículos de calidad, es muy importante poder obtener  feedback de cada uno de los artículos que se generan. En el modelo de generación de conocimiento que Descuadrando (siguiendo a Wikipedia) plantea los usuarios actúan como evaluadores, correctores y creadores de conocimiento. Cuanto mayor nivel de participación e interacciones, mayor será la calidad de  los artículos. Fomentar el feedback nos ayudará a que la gente se implique en el proyecto.
  • Redes sociales. Es una línea fundamental, ya que a día de hoy no se puede hablar de divulgación sin mencionar las redes sociales. Para ello se va a estudiar la forma de integrarlas en la plataforma.
  • Contribuciones de los usuarios. Después de observar distintas formas de gamificar que se han llevado a cabo en otras plataformas, se considera importante valorar el trabajo de los contribuyentes mediante distintas dinámicas de juego que propicien un mayor grado de implicación en el proyecto.

Conforme vayamos avanzando iremos creando más entradas al blog para que vayáis viendo la evolución de nuestro trabajo.

A propósito del coste estándar en los ayuntamientos

13 mar

Uno de los puntos que trata el polémico Anteproyecto de Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración local (versión 18.02.13) es la nueva redacción  del artículo 26 de la Ley 7/1985 reguladora de las Bases de Régimen Local, estableciéndose que (sólo reproducimos una parte para no hacernos demasiado extensos):

“1. Los Municipios deberán prestar, en todo caso, los servicios siguientes:

a. En todos los Municipios: alumbrado público, cementerio, recogida de residuos, limpieza viaria, abastecimiento domiciliario de agua potable, alcantarillado, acceso a los núcleos de población y pavimentación de las vías públicas.

b. En los Municipios con población superior a 5.000 habitantes, además: parque público, biblioteca pública, mercado y tratamiento de residuos.

c. En los Municipios con población superior a 20.000 habitantes, además: protección civil, evaluación e información de situaciones de necesidad social y la atención inmediata a personas en situación o riesgo de exclusión social, prevención y extinción de incendios e instalaciones deportivas de uso público.

d. En los Municipios con población superior a 50.000 habitantes, además: transporte colectivo urbano de viajeros y medio ambiente urbano.

La asistencia de las Diputaciones a los Municipios, prevista en el artículo 36, se dirigirá preferentemente al establecimiento y adecuada prestación de los servicios mínimos.

2. Por Real Decreto se establecerán el coste estándar de los servicios previstos en este precepto, determinando la periodicidad y procedimiento de evaluación de los mismos. En el mismo Real Decreto se establecerán las condiciones en que los Municipios deben publicitar el coste y la eficiencia de estos mismos servicios.

3. En los Municipios con población inferior a 20.000 habitantes, las Diputaciones, o los Cabildos o Consejos Insulares en su caso, asumirán el ejercicio de las competencias para la prestación común y obligatoria, a nivel provincial o infraprovincial, de los servicios previstos en este precepto, cuando la prestación en el ámbito municipal, ya sea en razón de la naturaleza del servicio, la población, o la sostenibilidad financiera, no cumpla con el coste estándar de los servicios a que se refiere el apartado anterior, o sea ineficiente en atención a las economías de escala. …….”

Dentro de esta nueva redacción, cobra vital importancia el concepto de coste estándar pues será la referencia a tomar, entre otras cosas, para saber si un municipio de menos de 20.000 habitantes puede prestar dicho servicio o, por el contrario, será rescatado por la correspondiente Diputación, Cabildo o Consejo Insular. En este sentido, como se establece en la presentación distribuida en la rueda de prensa del día 15 de febrero de 2013 (diapositiva 5):

Diapositiva 5

De ahí la importancia y trascendencia que, en este contexto, tendrá:

  1. Qué se va a entender por coste estándar.
  2. Cómo se va a determinar dicho coste estándar tanto en el Real Decreto como por parte de los distintos ayuntamientos.

Pues bien, tras una labor detectivesca importante por diferentes redes sociales pude dar con el acertado y recomendable editorial del profesor Velasco Caballero en el que señala que su fundamento se encuentra dentro de un trabajo realizado por el Instituto de Estudios Fiscales denominado “Informe sobre el ahorro potencial por establecimiento de un coste estándar en la prestación de servicios en el ámbito local”. Parece ser, tal como me imaginaba, que lo que el anteproyecto denomina, en mi opinión de manera muy desafortunada, coste estándar no es otra cosa que gasto presupuestario liquidado (de hecho en la presentación a la que antes hacía referencia identifica –transparencia 4- los conceptos de gasto, pago y coste).

A este respecto, si bien podemos encontrarnos a nivel internacional diferentes pronunciamientos (todos ellos convergentes) sobre el concepto de coste estándar y que se puede resumir en un coste previsto unitario, me voy a limitar a señalar el concepto que la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), en su Resolución de 28 de julio de 2011, realiza de coste previsto: “aquel coste establecido a priori, antes de que los hechos económicos acontezcan, calculado según determinadas hipótesis de partida que tienen en cuenta comportamientos internos del ente y de su entorno tales como precios y cantidades de factores productivos consumidos en el proceso de producción”. Además dicha Resolución entiende como coste la “valoración monetaria de los consumos necesarios realizados o previstos por la aplicación racional de los factores productivos en la obtención de los bienes, trabajos o servicios que constituyen los objetivos del sujeto contable“. Por tanto, no podemos identificar gasto (y menos gasto presupuestario) con coste, pues son dos cosas distintas.

Con relación a la forma en que se debe determinar dicho “coste estándar”, es una obviedad que para ser comparado ha de seguirse, como mínimo, un mismo protocolo de cálculo al objeto de conseguir que la información resultante sea homogénea.

En este sentido, la citada Resolución de 28 de julio de 2011, señala que a la hora de acotar “el contenido del término coste previsto, factor de referencia que adquiere singular importancia a la hora de evaluar una organización desde el punto de vista de la eficiencia, estableciéndose tres sistemas para la determinación de dicho coste. En primer lugar se constatará la existencia de un sistema de contabilidad analítica en la organización que posibilite el cálculo de costes previstos o «a priori», en caso de que no exista ese sistema se utilizará como coste previsto el derivado de los costes medios convenientemente actualizados de los últimos cinco ejercicios o de los años de los que se disponga de datos si ese número de ejercicios es menor a cinco, debiendo en ambos casos esos datos ser convenientemente actualizados; en caso de que no se disponga de datos referidos a ejercicios anteriores se optará por efectuar el cálculo a partir de las asignaciones presupuestarias convenientemente «depuradas», incluyéndose, en todo caso, los datos derivados del coste de amortizaciones y de la previsión social de funcionarios”. Evidentemente, sea como fuere el cálculo, lo que queda claro es que el coste estándar no se puede limitar de forma exclusiva al gasto presupuestario sino que tiene que tener presente una serie de magnitudes de carácter extrapresupuestario como es el caso de las amortizaciones.

Por otro lado, otra cuestión también a tener en cuenta es la amplitud del servicio prestado en cada municipio atendiendo a su pertenencia a una u otra Comunidad Autónoma.

¿Y todo esto para qué?

Simplemente para concluir que, en mi opinión, el término coste estándar que se utiliza en el Anteproyecto de Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración local, es cuanto menos desafortunado pues, por lo que ahora sé (que no es mucho):

  • No responde a una verdadera estimación del consumo valorado de los recursos necesarios para prestar un servicio municipal.
  • Evidentemente para estimar dicho coste habría que utilizar un presupuesto, pero un presupuesto de costes no de gastos.
  • No creo que exista demasiada experiencia en el cálculo de costes dentro del ámbito municipal y menos en los municipios con población inferior a 20.000 habitantes.
  • O puede ser, como ya me indicara en alguna ocasión un alto cargo de la administración, que todo esto sólo sea una declaración de intenciones.

Sobre la transparencia en los Ayuntamientos

12 feb

Como continuación de la entrada anterior en este blog a cuenta del Índice de Transparencia Municipal (ITA) para el año 2012, he entrado, como decía  por curiosidad económica, a ver qué información suministran y cómo la suministran aquellos ayuntamientos que, en el área c) Transparencia económico-financiera, son los más transparentes al alcanzar una puntuación de 100 (concretamente son 44 los ayuntamientos). Además, quizás por deformación profesional, he tratado de ver si, en el caso de que publiquen la Memoria dentro de las cuentas anuales, cumplimentan el apartado 21.c) Indicadores de Gestión, como es obligatorio para los municipios de más de 50.000 habitantes, que debería recoger información al menos sobre el coste de los servicios financiados con tasas o precios públicos.

Si bien en los apartados siguientes aparece un breve resumen de lo que he encontrado en cada ayuntamiento, como primera aproximación he sacado las siguientes impresiones totalmente personales:

  • El ITA, quizás por la trascendencia mediática que tiene su publicación (fundamentalmente su difusión en medios de comunicación), se ha convertido en un referente para los ayuntamientos a la hora de hablar de transparencia.
  • En gran parte de los ayuntamientos cuya web he consultado se ha creado un apartado específico (para que sea más visible) para informar sobre transparencia, información que se circunscribe prácticamente a lo solicitado por el ITA.
  • En algunos ayuntamientos, la información que, teóricamente, debe servir de fuente para la elaboración de los indicadores del ITA o bien no está aprobada o bien no se encuentra disponible en la web.
  • Salvo contadas excepciones, pocos son los ayuntamientos que informan sobre el coste de prestación de los servicios.

En definitiva, y es una opinión muy personal, la mayoría de los ayuntamientos que aparecen con el nivel máximo de transparencia según el ITA han ido buscando salir en los medios de comunicación como ayuntamientos transparentes, más que buscar la transparencia en sí.

Como decía anteriormente, salvo error u omisión, mi experiencia ha sido la siguiente (este post no pretende otra cosa que esa, es decir, contar simplemente mi experiencia):

AYUNTAMIENTO DE ALBACETE

Dentro del apartado dedicado a Cuentas Anuales, se recoge la Memoria, que prescinde del apartado 21.c) Indicadores de Gestión. Sin embargo introduce un apartado 21.d) Transparencia económico-financiera (recoge los indicadores del ITA) (páginas 35 a 39 de la Memoria). Recoge también las Cuentas Anuales la Memoria justificativa del coste y rendimiento de los servicios, pero que no es otra cosa que un resumen por áreas de gasto presupuestario.

AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE HENARES

Dentro del apartado de Indicadores económicos, se publican los correspondientes a los contenidos en los apartados 21 a) y b) de la Memoria. El apartado de indicadores de gestión se queda en blanco.

AYUNTAMIENTO DE ALCOBENDAS

La Memoria de la Cuenta General del Ayuntamiento, en su página 125 recoge la información relativa al apartado 21.C) anteriormente mencionado, pero los indicadores carecen de significación al ser sus valores 0 o 1. Eso sí, dentro de la información que suministra el Ayuntamiento en su web destina un apartado importante a la Transparencia económico-financiera municipal, recogiendo precisamente los indicadores solicitados por Transparencia Internacional España.

AYUNTAMIENTO DE ALCORCÓN

Tiene creado un apartado especial de Transparencia económico-financiera, en el que se recogen básicamente en un documento los indicadores contenidos en el ITA. Respecto a las cuentas anuales sólo aparecen las de Empresa Municipal de Gestión Inmobiliaria de Alcorcón, S.A.

AYUNTAMIENTO DE ARONA

Sólo aparece un apartado de principales indicadores (dentro de la información económico-financiera). La Memoria más actual es la de 2010 y no hace referencia alguna a ningún tipo de indicador dentro de la misma.

AYUNTAMIENTO DE AVILÉS

Sólo aparecen dentro de la Memoria los indicadores financieros y patrimoniales y los indicadores presupuestarios, no mencionando por ningún lado los indicadores de gestión (páginas 42 y 43 de la Memoria).

AYUNTAMIENTO DE BARAKALDO

Tiene un apartado destinado exclusivamente a la Transparencia Municipal (que la circunscribe exclusivamente a los apartados contemplados en el ITA). En la Memoria 2011 (dentro de la Cuenta General), no aparece ninguna referencia a los indicadores de ningún tipo. Sin embargo si les dedica, dentro del presupuesto municipal, un apartado denominado “Indicadores de Liquidación Presupuestaria” donde se recogen los indicadores de transparencia económico-financiera solicitados en el ITA.

AYUNTAMIENTO DE BILBAO

Dentro de las Cuentas Anuales, no aparece referencia alguna a los Indicadores de Gestión. Sin embargo, si aparece un apartado destacado para informar sobre Indicadores económico-financieros, entre los que no están incluidos (al ser un extracto de la información contenida en la Memoria contenida en las Cuentas Anuales) los Indicadores de Gestión.

AYUNTAMIENTO DE BURGOS

Dentro del apartado de presupuestos municipales, dedica un link a indicadores financieros, patrimoniales y presupuestarios con fecha de referencia 31/12/2011, pero el apartado destinado a Indicadores de Gestión queda en blanco.

AYUNTAMIENTO DE CASTELLÓN

En este caso aparece un aparatado dedicado a Indicadores económico-financieros donde se recogen básicamente los indicadores recogidos por el ITA, con relación a los indicadores de gestión no se comenta nada. Sobre la Cuenta General del Ayuntamiento, la más actual publicada en la web es la de 2010.

AYUNTAMIENTO DE ELCHE

Informa, sólo dentro de un apartado de información contable y presupuestaria, de la relativa a los indicadores solicitados por el ITA. Dentro de las Cuentas Anuales, no se incorpora la Memoria.

AYUNTAMIENTO DE FERROL

Tienen un apartado específico de Índices de Transparencia para recoger la información solicitada por el ITA y vincularla directamente al lugar en el que se encuentra en la web. Con relación al apartado de Transparencia Económico-Financiera, dirige básicamente a un archivo con dicha información extraído de la Memoria (páginas 378 y 379 de la Memoria). Dentro de ésta, los datos relativos a Indicadores de Gestión son todo cero (página 380 de la Memoria).

AYUNTAMIENTO DE FUENGIROLA

Cuenta con un apartado dedicado exclusivamente a la Transparencia que recoge exclusivamente los indicadores incluidos en el ITA. Con relación a las cuentas anuales, la única que aparece es la 2010, que no recoge la Memoria. Sin embargo, si aparece un documento que recoge los indicadores que debieran incluir en la Memoria y referidos a 2011, dónde los indicadores de gestión figuran sin información.

AYUNTAMIENTO DE GANDÍA

Si bien a fecha de hoy, como se indica en su web, las Cuentas para 2011 están en proceso de elaboración y, por tanto, no aprobadas, en la Memoria (página 585 del documento) este apartado aparece en blanco. Sin embargo, a pesar de que a fecha de hoy no están aprobadas las Cuentas Anuales, si aparecen, cabe pensar como definitivos, la información sobre indicadores patrimoniales, presupuestarios y urbanísticos que se solicitan para realizar el ITA.

AYUNTAMIENTO DE GETAFE

Tiene un link específico para los indicadores de transparencia económico-financiera y urbanística (recogidos en el ITA). Sin embargo, dentro de la Cuenta General sólo aparece publicada en la web el balance y la cuenta de resultado económico patrimonial.

AYUNTAMIENTO DE GETXO

Cuentan con un link específico a los indicadores solicitados por el ITA. Sin embargo, en las cuentas anuales y, concretamente, dentro de la Memoria no aparece ningún indicio de los indicadores de gestión. El resto de indicadores (financieros, patrimoniales y presupuestarios), si bien no se encuentran incluidos en la Memoria, si se encuentran en otro documento preparado, supongo, que expresamente para el ITA.

AYUNTAMIENTO DE GIJÓN

En el Ayuntamiento de Gijón (seguramente porque no he sabido buscar) sólo he encontrado la información relativa a los presupuestos y a la Memoria de Alcaldía. Sin embargo, si se dedica nuevamente una lugar destacado a los Indicadores contenidos en el ITA.

AYUNTAMIENTO DE L’HOSPITALET

Dentro de la Memoria establece los indicadores financieros y patrimoniales y los indicadores presupuestarios (además, los tiene recogidos en un documento de manera independiente). Con relación a los indicadores de gestión señala “El Ayuntamiento no dispone de un sistema de evaluación de costes implantado …. motivo por el  cual es imposible incorporar a la Memoria Indicadores de Gestión”.

AYUNTAMIENTO DE HUESCA

Dentro de la Memoria (así como de forma separada) establece los indicadores financieros y patrimoniales y los indicadores presupuestarios. Sin embargo, el apartado relativo a indicadores de Gestión aparece en blanco.

AYUNTAMIENTO DE LEÓN

Cuenta con un apartado específico para los indicadores de transparencia. Sin embargo, dentro de la Memoria (incluida en las Cuentas General), el apartado relativo a indicadores de gestión aparece en blanco. El resto de indicadores que debiera incluir la Memoria (financieros, patrimoniales y presupuestarios) curiosamente no se encuentran en dicha Memoria sino que se encuentran en un documento publicado en la web de forma independiente (para el ITA).

AYUNTAMIENTO DE LLEIDA

Dentro del Área de Economía, Hacienda y Tecnologías, hay un apartado denominado de  Información pública, que recoge, entre otras cuestiones, un apartado de indicadores económicos donde figuran los indicadores financieros y presupuestarios, pero ni rastro de los indicadores de gestión. Además, dentro de las Cuentas Anuales sólo se publica el balance de situación, el resultado económico-patrimonial y el estado de liquidación del presupuesto.

AYUNTAMIENTO DE MADRID

Dentro del apartado dedicado a la transparencia, hay un espacio para la gestión económico-financiera que incluye un apartado de indicadores de transparencia presupuestaria, que recogen básicamente los del ITA. Por su parte, en el Memoria recoge información relativa a los indicadores de gestión, informando exclusivamente el gasto de cada grupo de programa por habitante, especificando que los datos de gasto se han obtenido de la Memoria de costes de la Cuenta General. No recoge por tanto, como tal, el coste de los servicios que se prestan al ciudadano y por los que se cobran una tasa o un precio público.

AYUNTAMIENTO DE MANRESA

Dentro de las Cuentas Anuales, en la Memoria (incluida en el Volumen VIII de la Cuenta General) se establecen todos los indicadores financieros y patrimoniales y los indicadores presupuestarios. Además, dentro del apartado de indicadores de gestión, se ofrece información sobre el coste de los siguientes servicios por habitante:

  • Grúa municipal (además aquí se recoge la información del coste por prestación).
  • Recogida de basura.
  • Cementerio municipal y servicios funerarios.
  • Conservatorio Profesional de Música.
  • Escuela Municipal de Arte.
  • Asistencia domiciliaria.
  • Servicios culturales y deportivos.

Dedica también un apartado a los indicadores solicitados por el ITA.

AYUNTAMIENTO DE MATARÓ

Dentro del aparatado dedicado a información contable y presupuestaria, encontramos dentro de los documentos disponibles la Memoria Económica en la que encontramos la información relativa a los indicadores financieros, patrimoniales y presupuestarios. Con relación a los indicadores de gestión, estos aparecen recogidos dentro de Memoria Económica en el apartado dedicado al coste y rendimiento de los principales servicios prestados por el ayuntamiento.  Además, en un apartado específico suministra la información específica sobre indicadores económico-financieros, extraídos de la Memoria Económica.

AYUNTAMIENTO DE MÓSTOLES

En el apartado dedicado al Órgano de gestión presupuestaria y contabilidad,  se encuentra Cuenta General del Ejercicio 2011, en la que no aparece información alguna a ningún tipo de indicador financiero, patrimonial, presupuestario o de gestión. Sin embargo, dentro de  históricos, en la información económico-financiera, aparece un apartado de indicadores dónde si figuran los financieros, patrimoniales y presupuestarios contemplados que, teóricamente deberían figurar en la Memoria integrante de la Cuenta General del Ejercicio 2011 (de hecho estos indicadores aparecen estructurados en apartados 21.A) y 21.B)).

AYUNTAMIENTO DE MURCIA

Tienen un apartado específico para el ITA. Sin embargo, no aparecen las cuentas anuales por ningún lado, sólo ofrece, con relación a 2011, un resumen por capítulos de la clasificación económica de ingresos y gastos. Con relación a la Memoria, la más reciente es la de 2010 y ofrece la presentación que se hizo en rueda de prensa.

AYUNTAMIENTO DE OVIEDO

Con relación a la Memoria en la página 735 del documento se encuentra el apartado relativo a los Indicadores de Gestión que aparece sin información. Sin embargo, el resto de indicadores (extraídos de la Memoria y necesarios para la elaboración del ITA) si que ocupan un lugar preferente en la Web.

AYUNTAMIENTO DE PALENCIA

Dentro de la web dedicada a la Cuenta General 2011, le da un papel preponderante a los indicadores específicos solicitados por el ITA, pero hace ninguna referencia a los indicadores de gestión. La Memoria como tal, no aparece en este apartado.

AYUNTAMIENTO DE PONFERRADA

A fecha de hoy, la Cuenta General del Ejercicio 2011 no ha sido aprobada según se señala en su web. Sin embargo, si da la información relativa a los indicadores del ITA.

AYUNTAMIENTO DEL PUERTO DE SANTA MARÍA

Le dedica un lugar muy importante en la web al ITA 2012, de hecho ha realizado hasta una publicación del mismo. Sin embargo, con relación a la página que podría recoger la información relativa a las cuentas anuales, no se hace ninguna referencia al balance, la cuenta del resultado económico-patrimonial, a la memoria, ni al cuadro de financiación.

AYUNTAMIENTO DE ROQUETAS

Dentro del apartado que en su web dedica a datos económico-financieros, recoge la información relativa a los indicadores solicitados en el ITA. Sin embargo, dentro de la Cuenta General no está accesible la Memoria, con lo cual no encontramos información relativa a los indicadores de gestión.

AYUNTAMIENTO DE RUBÍ

En su web deja un lugar destacado al ITA, concretamente al cuestionario. Sin embargo, dentro del aparatado dedicado al presupuesto municipal, sólo dedica una parte a datos económicos financieros dónde se recogen parte de los indicadores solicitados en el ITA. Con relación a las cuentas anuales no hay ni rastro de la Memoria y, por tanto, de los indicadores de gestión.

AYUNTAMIENTO DE SANTA COLOMA DE GRAMANET

Le da mucha importancia al ITA, de hecho le dedica un lugar preferente en su web. Sin embargo, con relación a las cuentas anuales sólo hemos encontrado información relativa a la liquidación presupuestaria.

AYUNTAMIENTO DE SAN SEBASTIÁN-DONOSTIA

Dentro de la información económica que contempla este ayuntamiento para 2011, existe un apartado dedicado a indicadores económico financieros, entre los que se incluyen los solicitados por el ITA, no haciéndose referencia a los indicadores de gestión. Otro apartado está dedicado a liquidaciones y cuenta general, destacando dentro del apartado de cuenta general una síntesis de la cuenta general del Ayuntamiento, organismos autónomos y entidades públicas, en la que se recoge, entre otros aspectos, un resumen de la memoria justificativa del coste y rendimiento de distintos servicios públicos básicos.

AYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

Dentro de la información económica que publica en su web, se encuentra la Cuenta General (no aprobada y en exposición pública según se señala a día de hoy): Dentro de la misma, está  la Memoria que sólo ofrece información sobre los indicadores de carácter financiero y patrimonial y presupuestario, quedando la información relativa a los indicadores de gestión en blanco (página 1.460 del documento).

AYUNTAMIENTO DE SAN CUGAT DEL VALLÉS

El Ayuntamiento de San Cugat del Vallés verdaderamente da una información muy detallada del coste de los servicios municipales, dedicando un lugar muy destacado en su web dentro del apartado que denomina de Transparencia Municipal. En mi modesta opinión, podría ser un gran ejemplo de buenas prácticas en el ámbito de la Transparencia Municipal.

AYUNTAMIENTO DE SANT BOI DE LLOBREGAT

Dentro del apartado de información económica que ofrece el ayuntamiento, destacan para nuestro propósito los relativos a las cuentas anuales y a los indicadores económico financieros. Dentro de las cuentas anuales indagamos en el apartado dedicado a la Memoria y en las cuatro páginas que la compone, no encontramos rastro de ningún tipo de indicador. Por su parte, dentro del apartado dedicado a indicadores económicos financieros encontramos indicadores de carácter financiero, patrimonial y presupuestario, indicando expresamente los que forman parte del ITA. Sin embargo, de los indicadores de gestión no encontramos nada.

AYUNTAMIENTO DE SEGOVIA

Dentro del apartado dedicado al presupuesto del Ayuntamiento de Segovia para 2011 se encuentra un apartado en el que aparece la Cuenta General del Ayuntamiento de Segovia 2011. Se trata de un fichero comprimido, en el que se contiene un archivo (MEM_21 04 Indicadores Económicos) en el que se recogen los indicadores financieros y patrimoniales y los indicadores presupuestarios solicitados en la Memoria, pero el apartado relativo a los indicadores económicos está en blanco.

AYUNTAMIENTO DE SORIA

Dentro del apartado que este ayuntamiento dedica a la información económica, nos encontramos con un primer apartado en el que se da información contable y presupuestaria. Nos encontramos con los indicadores 34 y 35 del ITA, si, además, nos metemos, dentro del apartado de cuentas anuales, en la Memoria, ésta  resulta ser la memoria de alcaldía que no tiene información de ningún tipo de indicador. El siguiente apartado de información económica, dedicado Indicadores de gastos-ingresos  de la Corporación, recoge los indicadores 36 a 40 del ITA y así sucesivamente ocurre con el resto de apartados. Es decir, que la información publicada está enfocada, principalmente, a cumplir con el ITA. De indicadores de gestión no se tienen noticias.

AYUNTAMIENTO DE TERRASSA

En este ayuntamiento buscamos dentro del apartado de Presupuestos y nos encontramos con un documento de indicadores económicos que se centran en los solicitados por el ITA. De indicadores de gestión, no se tienen noticias. Aquí quisiera destacar un dato curioso y es que en los ejercicios inmediatamente anteriores (2009 y 2008) se publicaban indicadores de gestión (de economía, eficiencia y eficacia) que dejaron de publicarse en los años 2011 y 2010 para limitarse a los del ITA.

AYUNTAMIENTO DE TORREJÓN DE ARDOZ

Este Ayuntamiento tiene un apartado dentro de la web dedicado exclusivamente a Transparencia entendida básicamente como el ITA. De hecho, dentro de esta sección de Transparencia tiene un apartado que se denomina 80 indicadores de transparencia y que recogen los del ITA. Pero, si por ejemplo, dentro del apartado de Transparencia económica, pinchamos en el apartado de cuentas anuales nos damos que cuenta que recoge exclusivamente el estado de liquidación del presupuesto. De indicadores de gestión no aparece noticia alguna.

AYUNTAMIENTO DE TORRENT

Con relación a las Cuentas Anuales de 2011, sólo se encuentra disponible en la web la liquidación presupuestaria.

Sin embargo, si  tiene publicada la información sobre los indicadores presupuestarios, de endeudamiento y relativos a urbanismo que solicita el ITA.

AYUNTAMIENTO DE TORREVIEJA

El Ayuntamiento de Torrevieja recoge los indicadores contemplados en el apartado 21 a) y b) de la Memoria, completados por aquellos que expresamente solicita el ITA y que no vienen recogidos en dichos apartados. El correspondiente a indicadores de gestión (apartado 21 c)) figura en blanco. No obstante, añade dentro del apartado de cuentas tres archivos (1, 2 y 3) que contienen las memorias de costes de los servicios prestados por el ayuntamiento.

AYUNTAMIENTO DE VIGO

Este ayuntamiento, dentro del apartado de Información económica, recoge la liquidación de la Cuenta General, en la que dedica un apartado a los indicadores más relevantes, entre los que se encuentran los solicitados por el ITA, pero no los correspondientes a los indicadores de gestión. Además, la memoria como tal no aparece.

¿Cuál es el coste de los servicios públicos municipales? Una asignatura pendiente en la transparencia municipal

24 ene

Se acaba de publicar un año más, elaborado por Transparencia Internacional España, el Índice de Transparencia Municipal (ITA) para el año 2012 que evalúa la transparencia de los 110 mayores Ayuntamientos de España, y ello a través de un conjunto integrado de 80 indicadores, que engloba grandes áreas de transparencia, a saber:  a) Información sobre la Corporación municipal; b) Relaciones con los ciudadanos y la sociedad; c) Transparencia económico-financiera; d) Transparencia en las contrataciones de servicios; e) Transparencia en materias de urbanismo y obras públicas. f) Indicadores nueva Ley de Transparencia. Según dicho Índice (cuya metodología puede encontrarse en este link), los Ayuntamientos más transparentes (simplemente por publicar la información que conforman los 80 indicadores en su web) son con 100 puntos y siguiendo un orden alfabético: Alcobendas, Bilbao, Gandía, Gijón, Oviedo, Ponferrada, San Cugat del Vallés y Torrent. Pues bien, guiado por la curiosidad económica, he tratado de ver cuál es el tratamiento que estos Ayuntamientos (los más transparentes) dan a un aspecto creo que esencial en el devenir de la actividad municipal y de mucho interés (al menos para mí como ciudadano) que es cuánto cuestan los servicios que se nos prestan y por los cuales nos cobran una tasa o un precio público. Para ello he consultado la información económico-financiera (hoy, 24 de enero de 2013) que publican estos ayuntamientos en su web, prestando especial atención a las cuentas anuales y más concretamente a su Memoria que destina el apartado 21.C) a Indicadores de Gestión que “permitirán evaluar la economía, eficacia y eficiencia en la prestación de, al menos, los servicios financiados con tasas o precios públicos”.

Salvo error u omisión, mi experiencia ha sido la siguiente (este post no pretende otra cosa que esa, es decir, contar simplemente mi experiencia):

Ayuntamiento de Alcobendas.

La Memoria de la Cuenta General del Ayuntamiento, en su página 125 recoge la información relativa al apartado 21.C) anteriormente mencionado, pero los indicadores carecen de significación al ser sus valores 0 o 1.

Eso sí, dentro de la información que suministra el Ayuntamiento en su web destina un apartado importante a la Transparencia económico-financiera municipal, recogiendo precisamente los indicadores solicitados por Transparencia Internacional España.

Ayuntamiento de Bilbao.

Dentro de las Cuentas Anuales, no aparece referencia alguna a los Indicadores de Gestión.

Sin embargo, si aparece un apartado destacado para informar sobre Indicadores económico-financieros, entre los que no están incluidos (al ser un extracto de la información contenida en la Memoria contenida en las Cuentas Anuales) los Indicadores de Gestión.

Ayuntamiento de Gandía.

Si bien a fecha de hoy, como se indica en su web, las Cuentas para 2011 están en proceso de elaboración y, por tanto, no aprobadas, en la Memoria (página 585 del documento) este apartado aparece en blanco.

Sin embargo, a pesar de que a fecha de hoy no están aprobadas las Cuentas Anuales, si aparecen, cabe pensar como definitivos, la información sobre indicadores patrimoniales, presupuestarios y urbanísticos que se solicitan para realizar el ITA.

Ayuntamiento de Gijón.

En el Ayuntamiento de Gijón (seguramente porque no he sabido buscar) sólo he encontrado la información relativa a los presupuestos y a la Memoria de Alcaldía.

Sin embargo, si se dedica nuevamente una lugar destacado a los Indicadores contenidos en el ITA.

Ayuntamiento de Oviedo.

Con relación a la Memoria en la página 735 del documento se encuentra el apartado relativo a los Indicadores de Gestión que aparece sin información.

Sin embargo, el resto de indicadores (extraídos de la Memoria y necesarios para la elaboración del ITA) si que ocupan un lugar preferente en la Web.

Ayuntamiento de Ponferrada.

A fecha de hoy, la Cuenta General del Ejercicio 2011 no ha sido aprobada según se señala en su web.

Sin embargo, si da la información relativa a los indicadores del ITA.

Ayuntamiento de San Cugat del Vallés.

El Ayuntamiento de San Cugat del Vallés verdaderamente da una información muy detallada del coste de los servicios municipales, dedicando un lugar muy destacado en su web dentro del apartado que denomina de Transparencia Municipal. En mi modesta opinión, podría ser un gran ejemplo de buenas prácticas en el ámbito de la Transparencia Municipal.

Ayuntamiento de Torrent.

Con relación a las Cuentas Anuales de 2011, sólo se encuentra disponible en la web la liquidación presupuestaria.

Sin embargo, si  tiene publicada la información sobre los indicadores presupuestarios, de endeudamiento y relativos a urbanismo que solicita el ITA.

 

Una sugerencia al Borrador de Orden por el que se aprueba la Instrucción del modelo normal de Contabilidad Local

4 oct

El pasado 24 de septiembre se inició el trámite de información pública, relativo al  Borrador de Orden por el que se aprueba  la Instrucción del modelo normal de Contabilidad Local. En este sentido, me parece oportuno realizar una sugerencia que es la paso a plasmar en esta entrada.

Esta sugerencia hace referencia concretamente al apartado 11.f) de las Normas de elaboración de las Cuentas Anuales que dice así:

“La información contenida en las notas 26. ”Información sobre el coste de las actividades” y 27. “Indicadores de gestión” se elaborará, al menos, para los servicios y actividades que se financien con tasas o precios públicos y, únicamente, estarán obligados a cumplimentarla los municipios de más de 50.000 habitantes y las demás entidades locales de ámbito superior.

Para la confección de la información a que se refieren las citadas notas se tendrán en cuenta los criterios establecidos en los documentos “Principios generales sobre Contabilidad Analítica de las Administraciones Públicas” (IGAE 2004) y “Los Indicadores de Gestión en el ámbito del Sector Público” (IGAE 2007), publicados en el portal de la Administración Presupuestaria en internet (www.pap.minhap.gob.es, apartado Intervención General de la Administración del Estado), así como en la Resolución de 28 de julio de 2011, de la Intervención General de la Administración del Estado, por la que se regulan los criterios para la elaboración de la información sobre los costes de actividades e indicadores de gestión a incluir en la memoria de las cuentas anuales del Plan General de Contabilidad Pública”.

SUGERENCIA

Si sólo se exige la elaboración de esta información a los municipios de más de 50.000 habitantes, de acuerdo al último dato publicado por el Instituto Nacional de Estadística (19 de diciembre de 2011) respecto a la población de 1 de enero de 2011, tendrían la obligación de presentar esta información sólo 145 municipios, lo que representa el 1,78% del total de municipios existentes en España, si bien aglutinan al 52,27% de la población total.

La sugerencia es que al menos estén obligados a elaborar esta información los municipios con población superior a 20.000 habitantes, lo que supondrían 398 municipios y representarían el 68,16% de la población total.

Teóricamente, el esfuerzo para estos municipios no sería demasiado importante, ya que los citados puntos de la Memoria establecen que se harán al menos para los servicios y actividades que se financien con tasas y precios públicos, información que, teóricamente y de acuerdo a la normativa municipal vigente, los municipios deben tener disponible. Así, el Real Decreto 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, establece en su 24.2. “… el importe de las tasas por la prestación de un servicio o por la realización de una actividad no podrá exceder, en su conjunto, del coste real o previsible del servicio o actividad de que se trate o, en su defecto, del valor de la prestación recibida.

Para la determinación de dicho importe se tomarán en consideración los costes directos e indirectos, inclusive los de carácter financiero, amortización del inmovilizado y, en su caso, los necesarios para garantizar el mantenimiento y un desarrollo razonable del servicio o actividad por cuya prestación o realización se exige la tasa, todo ello con independencia del presupuesto u organismo que lo satisfaga…” y añade en su artículo 44.1. “El importe de los precios públicos deberá cubrir como mínimo el coste del servicio prestado o de la actividad realizada”.

En mi opinión, de esta forma además se estaría garantizando que, al menos estos municipios, cumplen con la legalidad en cuanto a la determinación del coste del servicio para la fijación de la correspondiente tasa o precio público y si, además, se ha de seguir la metodología citada por la propia Instrucción de Contabilidad, dichos municipios estarían respaldados ante posibles impugnaciones por el no correcto cálculo del coste a la hora de determinar la correspondiente tasa o precio público.

Cambio de dirección en la Revista de Contabilidad-Spanish Accounting Review (RC-SAR)

9 mar

 

No hace mucho se ha producido el relevo en la dirección de la Revista de Contabilidad-Spanish Accounting Review (RC-SAR).

La RC-SAR  es la revista internacional de investigación de la Asociación Española de Profesores Universitarios de Contabilidad (ASEPUC). Establecida para contribuir al desarrollo del conocimiento de la contabilidad,  proporciona un foro para la publicación de artículos de investigación de alta calidad.

Sensible a la necesidad de trabajos que propicien un análisis crítico de teorías, líneas de investigación, políticas y prácticas, la RC-SAR es plural, flexible y abierta, no sólo por cuanto a los temas tratados, sino también por los paradigmas y metodologías de los artículos publicados.

Esta revista, de acceso libre, publica artículos empíricos y teóricos, a menudo con enfoques interdisciplinares, que proporcionan nuevas perspectivas en la investigación contable y que se abordan con un enfoque internacional, nacional u organizativo. Todos los trabajos están sometidos a un doble proceso de evaluación anónimo.

La composición tanto del nuevo Consejo de Redacción como del nuevo Comité Editorial es la que sigue:

Consejo de Redacción:

  • Bernabé Escobar Pérez (Universidad de Sevilla)
  • Isabel Brusca Alijarde  (Universidad de Zaragoza)
  • Emma García Meca (Universidad Politécnica de Cartagena)
  • Isabel Mª García Sánchez (Universidad de Salamanca)
  • Sergio M. Jiménez Cardoso (Universidad de Sevilla)

Comité Editorial:

  • Oriol Amat i Salas
  • Marco Trombetta
  • Manuel Larrán Jorge
  • Cristhoper Humpfrey
  • Antonio López Hernández
  • Eugenio Carperchione
  • María L. Vélez Elorza
  • Roger Burritt
  • Begoña Giner Inchausti
  • William Rees
  • J. Mariano Moneva Abadía
  • Hanno Roberts
  • Fernando Gutiérrez Hidalgo
  • Trevor Hassall
  • Gregorio Labatut Serer
  • Jorge Romero
  • Bernardino Benito López
  • Bino Catasús
  • Amparo Sánchez Segura
  • Rute Abreu.