Ratio de endeudamiento a corto plazo

De Descuadrando

Contenido

Introducción

Las decisiones financieras en la empresa se ha centrado tradicionalmente en la elección entre recursos propios y ajenos con el fin de establecer la estructura financiera óptima. Sin embargo, más recientemente el interés se ha desplazado hacia las características de la deuda, y en especial a su estructura de vencimientos. En este sentido, habitualmente se ha considerado que la distribución de los vencimientos de la deuda entre el corto y el largo plazo debe corresponderse con el periodo de generación de efectivo de los activos financiados. No obstante, en la década de los setenta, Stiglitz (1974) muestra que, bajo la existencia de mercados perfectos, la decisión sobre la estructura de vencimientos de la deuda no afecta al valor de la empresa.

El uso de recursos a corto plazo puede reducir el coste de los intereses soportados, también incrementa el riesgo de refinanciación, ya que, por una parte, el tipo de interés puede variar anualmente, y por otra, se está expuesto a la no renovación o a la restricción del crédito por parte del prestamista.

En estas circunstancias, el uso de deuda a corto plazo también dependerá de otros factores tales como la solvencia y flexibilidad financiera de la empresa.

Son las sociedades más solventes las que recurren a un mayor uso de deuda a corto plazo, ya que pueden aprovecharse de las ventajas que presenta esta financiación sin asumir excesivo riesgo.

Las empresas acuden a la financiación ajena principalmente por dos motivos:

  • Cuando la financiación propia (fondos propios) resulta insuficiente para desarrollar su actividad.
  • La empresa también puede acudir a la financiación ajena si los costes financieros de los capitales ajenos son inferiores a la rentabilidad económica obtenida por la empresa.

Los ratios de endeudamiento estudian la relación existente entre la financiación ajena y los fondos propios. Por lo general se puede recurrir al endeudamiento cuando la rentabilidad económica esperada es superior al coste de la financiación, pues al aumentar el endeudamiento se eleva la esperanza de rentabilidad financiera. A este principio se le conoce como efecto apalancamiento.


Definición

El Ratio de endeudamiento mide el apalancamiento financiero, es decir, la proporción de deuda que soporta una empresa frente a sus recursos propios.

Este ratio se calcula a partir de todas las deudas que ha contraído la sociedad tanto a corto como a largo plazo, dividiéndolo por el pasivo total (patrimonio neto más pasivo corriente y no corriente) y multiplicándolo por 100 para obtener el tanto por ciento.

Endeudamiento.jpg

El “valor ideal” de este ratio se sitúa entre el 40% y el 60%. Si el valor de este ratio es inferior al 40% la empresa puede estar incurriendo en un exceso de capitales ociosos, con la consiguiente pérdida de rentabilidad de sus recursos. Por el contrario, si el ratio de endeudamiento arroja un resultado mayor al 60% significa que la empresa está soportando un excesivo volumen de deuda. Una agravación de la situación puede conllevar la descapitalización de la sociedad y por tanto una pérdida de autonomía frente a terceros.

En el mundo empresarial es recomendable además profundizar en el análisis del endeudamiento y conocer la composición interna del mismo, para lo que puede utilizarse el que se denomina ratio de endeudamiento a corto plazo. El ratio de endeudamiento a corto palzo mide la relación exitente entre el importe de los fondos propios de una empresa con relación a las deudas que mantiene en el corto plazo. Lo ideal es que el pasivo corriente se encuentre por debajo del 50 % del patrimonio neto, con lo que el rátio de endeudamiento a corto plazo se situé como máximo por debajo del 0,5.

Endeudamiento.jpg

Este coeficiente determina la proporción que representa la deuda a corto plazo (pasivo corriente) sobre el total de deuda (pasivo corriente más pasivo no corriente), interesando que sea lo menor posible, puesto que reflejará una mayor facilidad para devolver los fondos ajenos al dilatarse los vencimientos de éstos en el tiempo.

Conclusiones

Los ratios son una herramienta que nos ayuda a comprender la situación financiera de la empresa. Evidentemente depende de cual es el sector en que se mueve la empresa y de las características inherentes del negocio pero nos ayudan a hacer análisis financieros precisos sobre la viabilidad, la rentabilidad, la liquidez y la solvencia con el fin de mejorar la gestión de la empresa. Es pues, una herramienta muy utilizada por las empresas en el control de la gestión como para los bancos para valorar el riesgo de crédito. Ante todo, hay que tener en cuenta que en los inicios de una empresa es muy difícil analizarla a través de los ratios financieros ya que aún no se ha consolidado el nivel de ventas y hemos de esperar a ver como evoluciona su estructura de endeudamiento y rentabilidad.

Bibliografia

  • Análisis contable del equilibrio financiero de la empresa / Lázaro Rodríguez Ariza, Isabel Román Martínez ; colaboradores Dionisio Buendía Carrillo...
  • Análisis contable de la rentabilidad empresarial, Madrid : Centro de Estudios Financieros , 1998
  • Técnicas actuales de análisis contable. Evaluación de la solvencia empresarial, Madrid : Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, 1990

Enlaces externos

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Acciones